Del cerebro al eCerebro – Capitulo 1 – El ayer y el ahora… o tal vez el futuro.

Ciencia y ciencia-ficción

A lo largo de estos últimos 50 años la ciencia y la tecnología han ido progresando de una manera espectacular, pero hay algo que todavía no se ha conseguido y que se pensaba hace 50 años que hoy por hoy, ya se debería haber llegado, me refiero a la robótica, no a la robótica industrial, sino a la robótica descrita por Isaac Asimov, máquinas con forma humana con un nivel de inteligencia lo suficientemente alto como para desempeñar trabajos importantes, con autonomía y soltura como lo haría un humano, dirigidos por las Tres Leyes de la Robótica y supervisado por la ley cero.

Ley cero

Un robot no puede hacer daño a la humanidad o, por inacción, permitir que la humanidad sufra daño.

Las Tres leyes de la robótica

  1. Un robot no puede hacer daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
  2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la Primera Ley.
  3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.

Progresos y hazañas

Actualmente cuando alguien piensa en inteligencia artificial, no piensa en el pequeño niño de I. A.(la película), solo se nos llena la cabeza con imágenes de superordenadores, terminales en los que la información pasa sin aparente control, procesando palabras clave, o incluso llamandonos por telefono haciendonos una encuesta o vendiendos un producto, pero lo cierto es que los avances en inteligencia artificial no pasa mas allá de lo que puede hacer un pequeño robot con sensores que tiene que meter una pelota en una pequeña portería, en lo que a robótica se refiere, nos encontramos a años luz de lo plantado hace 50 años.

En lo que a software inteligente no podemos decir lo mismo, ya que aquí, si que tiene mayor rendimiento económico, quién no ha oído hablar de los motores de búsqueda de google, simuladores del comportamiento estelar, simuladores aéreos o simplemente simuladores de juegos “Bots”, este tipo de inteligencia solo se aplican reglas de procesado a datos, pero no podremos decir que sean autómatas reconfigurables conforme a su entorno, con la capacidad de la creatividad a partir de lo ya aprendido.

La gran mayoría de proyectos que existen hoy en día al respeto de este asunto, son del comportamiento a nivel de software, células de procesado de datos mediante clusters o redes neuronales de procesado que en cierta manera es un símil a nuestro cerebro.

Sentemos las bases

En los próximos capitulos desglosaremos los aspectos fundamentales que ha de tener nuestro robot, no pretenderemos de decir como deben o no ser, sino a a partir de la naturaleza humana, morfología y composición, sacaremos conclusiones y soluciones acorde con la tecnología actual para diseñar el futuro robot humanoide para proposito generico.

carlospf

Ingeniero Técnico en Informática de Sistemas, especializado en desarrollo de soluciones software y comercio electrónico. Director técnico y cofundador de CoverManager, software de gestión de reservas en restaurantes de alta ocupación.

También te podría gustar...

Deja un comentario